Pañales desechables ... Los pro y los contras.

1295968336394-Pa_alsDesechableichons.BLOG..jpg 
 

Querida mamá: Éste es un tema que tendrías que valorar de dos formas distintas. Tal vez hasta de tres. Tú tienes la última palabra. Se trata del uso extendido de los pañales desechables. Debo comenzar diciendo que son parte la vida moderna, como el automóvil, casi imprescindible a pesar de conocerse los efectos negativos que ejerce sobre el medio ambiente.

   Los pañales desechables son muy cómodos. Son para usar y tirar. Una ocupación que no es comparable a conservar los de tela y devolverle los requisitos higiénicos para que tu bebé vuelva a utilizarlos. Pero ésa es sólo tu comodidad. ¿Sabes acaso si el bebé estaría conforme si pudiera dar su opinión?


    Probablemente lo pensarías mejor si en lugar de agradecer el tiempo y el trabajo que te ahorran, alguien te dijera que los de tela de algodón siguen siendo los mejores. Para el bebé, lógicamente. Eso sí, requieren de otro esfuerzo para la crianza de tu hijo.


  Entonces, sin ponerte en disyuntiva alguna, debes conocer algunas cosas que no te van a agradar. Los pañales desechables, de acuerdo a estudios publicados, no permiten la transpiración de la piel, ocasionando irritaciones, descamaciones y rozaduras, las cuales también son propiciadas por los gelatinizantes y otros materiales utilizados en los procesos de producción.


   Por otra parte, sería conveniente que no desconocieras otros riesgos:

                    La pulpa utilizada para fabricarlos es blanqueada con cloro, un productor dioxinas que pueden causar efectos inmunotóxicos, daño al hígado, problemas en la piel, cambios en la regulación endócrina y disminución en la vitamina C.

      Las dioxinas son químicos que consiguen producir mutaciones en otras especies.


Los pañales desechables, además, causan daños al medio ambiente: cada año se utilizan 30 millones de árboles para producir 18 millones de ellos.


     ¿Sabes, mamá, cuántos pañales desechables utiliza un sólo bebé? Nada más y nada menos que 5,500 de media, lo que genera dos toneladas de basura. Y resultan más caros a la larga.


    Ahora, podrás hacer tus dos valoraciones: ¿le otorgas a tu bebé los beneficios de los pañales de algodón o recibes tú las ventajas de los desechables? Y la tercera: ¿valdría la pena contribuir a la protección del medio ambiente, conociendo que hasta un simple pañal desechable puede acercarnos un poquito más el fin del mundo en que diste la vida a tu pequeño?

Por Elena Tamargo Cordero. YahooMujer

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar